Cuba agradece la entrega de Moratinos y libera a dos presos políticos enfermos


Cuba agradece la entrega de Moratinos y libera a dos presos políticos enfermosLUIS AYLLÓN | LA HABANA

Mientras Miguel Ángel Moratinos volaba de regreso a Madrid, tras su segunda visita a La Habana, el régimen castrista puso ayer en libertad a dos presos políticos, en lo que puede ser interpretado como una especie de regalo al ministro de Asuntos Exteriores español, por su denodado empeño en convencer a los países europeos de que Cuba está dispuesta a desarrollar un proceso de reformas. Paralelamente, el foso entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y los grupos disidentes anticastristas se ha hecho más hondo, después de que Moratinos, al término de una entrevista de casi tres horas con Raúl Castro, decidiera que ningún miembro de su delegación se reuniría con los opositores.

Uno de los liberados es Nelson Alberto Aguiar, del Grupo de los 75, detenidos en la represión de la primavera de 2003. Estaba condenado a 13 años de prisión y tiene serios problemas de salud. El otro es Onelio Lázaro Angulo, que ya estaba en su domicilio con una licencia extrapenal por enfermedad. Se le autoriza ahora a dejar el país, lo mismo que a Elsa Morejón, una de las Damas de Blanco, que quería salir de Cuba para recoger unos premios otorgados en el extranjero a su esposo, el doctor Óscar Elías Biscet, también en prisión. Además, sin relación con cuestiones políticas, tras la gestiones de Moratinos fue liberado el empresario español Pedro Hermosilla, que estaba acusado de corrupción, aunque tendrá que permanecer en la isla.

Ya hace un año y medio las autoridades cubanas expulsaron a España a otros cuatro presos de conciencia, incluidos en la relación que el Ministerio de Exteriores presenta una y otra vez para lograr su puesta en libertad. Aquello sirvió al Ejecutivo español para mostrar que su política con Cuba estaba dando resultados, pero lo cierto es que siguen aún en prisión más de 200 disidentes. Elizardo Sánchez, presidente del Comité de Derechos Humanos de Cuba, dijo que siempre es positivo que pongan en libertad a alguien, pero advirtió: «Regalar prisioneros como si fueran rehenes es casi obsceno».

Moratinos salió, en cualquier caso, muy satisfecho de su encuentro con Raúl Castro y confiado en sus promesas de «avanzar en el proceso de reformas». Ni siquiera cree que haya que pedir gestos a Cuba que ayuden en su tarea de convencer a los europeos para cambiar la exigente posición común de la Unión, que será, según dijo, una de la prioridades del semestre de Presidencia española comunitaria. Moratinos insiste en que «son los propios cubanos quienes deben dictar su manera de llevar los asuntos políticos», mientras a España sólo le toca «acompañarles» en ese proceso.

Exteriores explicó la ausencia de contactos con los disidentes en que, por lo que estos habían dicho, en su mayoría no tenían intención de acudir a una cita con el director general de Iberoamérica, Juan Carlos Sánchez, que era la oferta del ministro, tras haber decidido eludir un contacto personal con ellos, como hizo durante su primera visita en abril de 2007.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s